Desde la fundación española Starlight dijeron que los Esteros del Iberá se destacan por toda su riqueza natural, cultural y etnográfica ligada al cielo nocturno.

El cielo de los Esteros del Iberá fue distinguido por la fundación española Starlight. Foto: Mariana Balestrini (Fundacion Yetapa)

Los Esteros del Iberá fueron reconocidos por la fundación española Starlight, la cual certifica cielos limpios de contaminación visual. En esta ocasión, la reserva recibió una distinción como destino de astroturismo por la calidad de su celaje sin iluminación artificial.

Las fundaciones StarlightYetapá, Ideas for Change y GlobalCad junto al Gobierno de la provincia de Corrientes y de la Nación, presentaron a los esteros como destino de astroturismo a través del proyecto Starlight Iberá.

El lanzamiento se lleva a cabo de 18 a 23 hs en el complejo Aventura Iberá, el cual se encuentra en el Portal San Antonio de la localidad de Loreto. La idea es promocionar este parque como cielo limpio y de importancia turística.

Desde el gobierno provincial dijeron que se hará la entrega de certificaciones a monitores starlight de astroturismo y, luego del acto oficial, los presentes podrán participar de una experiencia de astroturismo denominada “Noche con Payé en Aventura Iberá”.

LA DIRECTORA DE LA FUNDACIÓN STARLIGHT ASEGURÓ QUE IBERÁ SE DESTACA POR TODA SU RIQUEZA NATURAL, CULTURAL Y ETNOGRÁFICA

Según Radio SudamericanaAntonia Varela, astrofísica y directora de la Fundación Starlight, dijo que “Iberá es una de las mayores extensiones certificadas como Reserva Starlight en el mundo, la calidad de su cielo es comparable a lugares de alto interés científico”.

La profesional también afirmó que Iberá se destaca por toda su riqueza natural, cultural y etnográfica ligada al cielo nocturno.

Por su parte, Diana Frete, guía y monitora Starlight del Portal Laguna Iberá en la localidad de Carlos Pellegrini expresó que este cielo la conecta con el pasado, con la gente de su pueblo, del Iberá y cultura emblemática, con la figura de los mariscadores, quienes utilizaban las estrellas para guiarse, cuando no había GPS, el mismo cielo que ellos supieron interpretar y que a ella le encantaría poder contar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *