Una denuncia, publicada en redes sociales, donde afirmaban la falta de médicos en el Caps N° 12 fue el disparador para que algunas personas expusieran una necesidad similar en las salas de otros barrios. En este marco, se consultó al coordinador de los Centros de Atención Primaria de la Salud, Cristian Sarquis, quien explicó a El Litoral que están manteniendo el nivel de atención, pero afirmó que en los últimos años empezaron a afrontar un déficit de médicos de familias.

En lo que respecta al caso puntual del Caps N° 12 del barrio Ponce, indicó que se realizó una visita para conocer la realidad pero allí no detectaron mayores inconvenientes. De todas maneras para mejorar la atención en general, señaló que se encuentran en la búsqueda de médicos de familia (para cubrir las vacantes disponibles) como así también alistan herramientas para agilizar la entrega de turnos. “En el servicio público hay una escasez de médicos de familias, porque algunos se jubilaron y otros se encuentran en licencia. En total necesitamos alrededor de 15 profesionales que puedan cubrir esos cargos. Sin embargo, aún así la atención se viene manteniendo en todos los Caps de acuerdo a nuestras estadísticas”, comentó a este medio, Cristian Sarquis. A diferencia de los clínicos, los que se dedican a la especialidad de familia pueden controlar a pacientes de todas las edades y brindar una atención generalizada considerando los diferentes aspectos. Sobre este punto, Sarquis manifestó que “son los que se encargan de la atención primaria de la salud, y sólo en casos puntuales realizan derivaciones. Nosotros ahora necesitamos médicos de familia, que vean todo el contexto del paciente (sea chico o grande) pero está pasando que no conseguimos profesionales. Si bien hay una residencia, no se inscriben”. La falta de médicos generalistas no es un problema exclusivo de Corrientes, de hecho el año pasado en Buenos Aires daban cuenta de una situación bastante similar. Concretamente en agosto el director nacional de Capital Humano del Ministerio de Salud de Nación, Marcelo García Dieguez, afirmó a un medio nacional que menos del 30% de los profesionales se forma en medicina familiar o general, cuando en otros países esa cifra asciende al 50%.