Un chiquito de siete meses ingresó al hospital Pediátrico de la capital correntina con heridas gravísimas. Lo acompañaba su madre, ahora sospechada y detenida. El niño se halla en Terapia Intensiva con riesgo de muerte. No descartan que también haya sido abusado. Cuesta entender casos como el sufrido por un bebé de apenas siete meses de vida. Conmociona conocer ciertos detalles.